thyssenkrupp Home solutions es ahora TKE Home Solutions

Skip Navigation

Síndrome del cuidador quemado: síntomas, causas y consejos

Artículo realizado por el Equipo de TKE Home Solutions

Contenido actualizado el 22 de febrero de 2022

El síndrome del cuidador quemado lo padecen las personas que cuidan de forma continuada de personas dependientes. Las enfermedades degenerativas no sólo afectan a quien las padece, también a los que les cuidan. Los cuidadores además de problemas físicos pueden sufrir, debido al estrés laboral o familiar, enfermedades psicológicas, por lo que es necesario que su entorno apoye a los cuidadores y reaccionen ante cualquier señal de alarma.

En 1974, Herbert Freudenberg detectó en los profesionales que cuidaban de personas toxicómanas períodos de ansiedad y estrés. Acuñó entonces el término “estar quemado” que años más tarde utilizó la psicóloga Cristina Masiach para definir esta patología como el agotamiento emocional que puede ocurrir entre personas que cuidan a otras personas.

¿Qué es el síndrome del cuidador?

El síndrome del cuidador quemado es el estado de agotamiento físico y mental que pueden llegar a sufrir las personas que cuidan de forma continuada bien por cuestiones familiares o laborales. Es una patología muy frecuente que afecta al 85% de los cuidadores y también se conoce como “fatiga de compasión”.

Cuidar a una persona dependiente es una terea muy estresante ya que implica estar alerta de forma continuada, lo que puede suponer sentimientos de frustración que aparecen en varias fases y que se conocen como el síndrome del cuidador quemado:

  • Una persona adopta el rol de cuidador y con él toda la responsabilidad que esto supone. Por lo general un familiar directo con mucha voluntad que intentará compaginar el cuidado de esta persona con el resto de sus tareas y responsabilidades. Cuenta con que la situación sea relativamente sencilla, no se alargue mucho en el tiempo y tenga ayuda de su entorno.
  • El cuidador se ve obligado a realizar un sobre esfuerzo para atender a las demandas de la persona dependiente. Entiende que la tarea es más complicada de lo que parecía, ve que no tiene ayuda de su entorno y siente que el resto de su vida va a ser así.
  • Aparecen los primeros síntomas asociados a la frustración de verse sobre pasado por los acontecimientos. Todo ello va sumando puntos para alcanzar el sindrome del cuidador quemado.
TKE Home Solutions

Síntomas del síndrome del cuidador

Cuidar de una persona mayor o dependiente supone mucho esfuerzo y puede llevarnos al agotamiento ya que es un trabajo que ocupa las 24 horas del día.

Fruto de la sobrecarga que sufre el cuidador aparecen una serie de síntomas que se desarrollan en mayor o menor medida según la personalidad. Los síntomas físicos son:

  • Trastornos musculares y óseos
  • Patologías cardiovasculares
  • Trastornos gastrointestinales
  • Problemas respiratorios

En el plano psicológico, las responsabilidades familiares y/o laborales pueden agravar múltiples sentimientos dando lugar a reacciones extremas del comportamiento como:

  • Ansiedad
  • Depresión
  • Agotamiento
  • Insomnio
  • Dolor de cabeza
  • Reacciones desproporcionadas
  • Empeoramiento de enfermedades diagnosticadas con anterioridad
  • Falta de concentración
  • Rencor
  • Insociabilidad
  • Anorexia o bulimia
  • Impaciencia
  • Irritabilidad
  • Impotencia

Lo fundamental es detectar el estrés a tiempo para prevenir el síndrome del cuidador quemado cuanto antes ya que un cuidador quemado no va a realizar bien su tarea con lo que va a perjudicar tanto su salud física y mental, como la de la persona a la que cuida.

Poco a poco el cuidador asume una carga física y psicológica de la que se hace plenamente responsable, con lo que pierde su independencia y se ve subyugado a las necesidades de la persona a la que cuida que paradójicamente mejora deforma considerable en detrimento de la persona que lo cuida.

Las personas que lo padecen se hacen responsables del cuidado de un dependiente, tienen sentimientos encontrados sobre la realidad que viven, olvidan sus propias necesidades y se ven a ellos mismos aislados y solos.

TKE Home Solutions

Cómo superar el síndrome del cuidador

Para superar el síndrome del cuidador quemado lo principal es aceptar que se tiene un problema y entender que para ser buen cuidador hay que saber cuidarse primero a uno mismo. Hecho esto la solución pasa por:

  • Involucrar a otros en el cuidado de la persona dependiente
  • Hable de la situación con otras personas y exprese sus necesidades y sentimientos
  • No descuide los hábitos de vida saludables
  • Reserve tiempo para usted y no renuncie a sus aficiones
  • Fomente al máximo la autonomía de la persona dependiente. Todo lo que pueda hacer por él mismo, no lo haga usted
  • Mantenga una actitud positiva
  • Póngase en la piel de la persona dependiente para entender su comportamiento
  • Si no es la persona adecuada para cuidar y puede, delegue para que se encarguen los profesionales

Fuentes:

https://neurorhb.com/blog-dano-cerebral/sindrome-del-cuidador-como-cuidar-al-que-cuida/

https://www.cuidum.com/blog/el-sindrome-del-cuidador-quemado/#Que_es_el_sindrome_del_cuidador_quemado_y_consejos_para_evitarlo

https://escuelapacientes.riojasalud.es/files/erc/cuidando-cuidador/cuidando-al-cuidador-04.pdf

Subir

¿Quieres más información? ¡Contáctanos!

Llama gratis al:
900 37 47 57

Atrás

Solicita información

Rellena el formulario y nuestros especialistas te asesorarán gratuitamente para encontrar la solución que mejor se ajusta a sus necesidades.

Por favor, introduzca su nombre
Por favor, introduzca su número de teléfono
Por favor, introduzca su email

He leído y acepto la Política de Privacidad de TK Home Solutions.

Atrás

¿Te llamamos?

Nuestros especialistas estarán encantados de resolver todas sus dudas, asesorándole gratuitamente para encontrar la solución que mejor se ajusta a sus necesidades.

Por favor, introduzca su nombre
Por favor, introduzca su número de teléfono
Por favor, introduzca su email

He leído y acepto la Política de Privacidad de TK Home Solutions.

Solicita información

Gracias por ponerse en contacto con nosotros.

¿Te llamamos?

Gracias por ponerse en contacto con nosotros.

Solicita información

Error al enviar el mensaje.

¿Te llamamos?

Error al enviar el mensaje.